viernes, 7 de octubre de 2011

Silencio

Silencio
por Melina Alexia Varnavoglou

Este silencio no me gusta,
es como un pato, mirándome, bobo, en la orilla.

Es como un pozo,
una patada metafísica,
que hace que los pájaros tengan miedo de cantar,
que la copa de los árboles no se sacuda
y que el caño de escape de las madrugadas no estornude más.

No,
no quiero este silencio
de mudanza.

Abrasivo,
conspirador,
dueño del circo que somos todos
por seguir dando cuerda al reloj.

De calor solitario,
de palabras vencidas,
de insectos muertos bajo el colchón.

De besos de nadie

De desesperación

Es una hamaca abandonada por la tarde,
una carta vieja que recién ahora
entendemos.

Son todas esas cosas
de las que el tiempo nos separó
y que hoy,
oxidadas
vuelven a dejarnos solos.



Amor suplente
por Melina Alexia Varnavoglou

Amor suplente
Amor forense,
Civil, creyente
Amor cometa para poetas y también atletas
Amor frondoso exiguo y quejumbroso
Amor alcohólico sombrío anónimo
Amor futuro errante catódico
Amor viajante que a sí mismo se explora
se asusta y bifurca
Cuando prisionero por fin se descubra sé que no aullará porque el amor siempre ante mí se ondula
Ateo amor que para sí mismo reza
Amor cartera reluciente de cortezas
Amor subterráneo para ciegos y dromedarios
Amor prismático que derrite los acantilados
Amor pescado para ser devuelto al río
Ja! ¡Cómo de tu amor me río! que es tan sólo cicatrizante que nada sabe de mis sueños gigantes
Amor caída que a una rama trepa, se anida y suspira para hacerse invisible
¡Ay! No hay como tu amor comestible
¡Ay! Este amor mendigo, tan esquivo
¡Sólo mío!
Y si aletea ¡cuidado! que el amor pronto se subleva
Se vuelve trenza, racimo o centinela
Esa costumbre que talla en el amor un poema para ser bebido todo de voz sin nada de letra.

1 comentario:

  1. mala, melina mala, frustras mi noche de poesia

    ResponderEliminar